Jejé Kids

El poder de evocar emociones para vivir en armonía

La importancia de generar emociones positivas en el día a día de los niños

Experimentar emociones agradables como la alegría o el afecto, no sólo nos hace sentir bien en el momento en que las sentimos, sino que realmente son buenas para mejorar nuestra calidad de vida en general. De acuerdo con varios expertos, cuando sentimos en promedio de tres veces más emociones agradables que desagradables desarrollamos la percepción de que estamos viviendo felices y plenos.

No podemos -ni debemos- privar a nuestros pequeños de pasar por las sensaciones que toda emoción desagradable nos da; como las tristezas, las angustias, los enojos o los miedos. Incluso, ya sabemos que también estas emociones tienen una gran riqueza en los aprendizajes que traen a sus vidas. Pero lo que si podemos hacer es guiarlos hacia valorar y aprender de las emociones incómodas y fomentar las placenteras.

Existen diversas maneras de que los niños experimenten emociones positivas, las más frecuentes:

  • Vivir las experiencias que las generan
  • Recordarlas usando experiencias pasadas
  • Recrearlas usando su imaginación
¿A través de qué lo podemos lograr?

Te compartimos algunas sencillas actividades que tus pequeños y tu podrían realizar incluso mientras van en el auto rumbo a la escuela o cuando están en casa aburridos.

  1. Piensen en una emoción que les guste sentir. Pídeles que cierren los ojos y se imaginen aquella situación en donde la han vivido. Anímalos a que, con sus ojos cerrados, describan con todos los detalles posibles, la situación y todas las sensaciones que les genera ese recuerdo.
  2. Hagan una lista de emociones positivas que ya reconozcan. Busquen recortes de revistas o folletos, donde aparezcan cosas que les recuerde aquellos momentos donde han sentido esa emoción. ¡Tal vez balones que les recuerden cuando aprendieron a jugar futbol!
  3. La música es infalible. Estimula fácilmente su imaginación. Elijan alguna canción que hable de momentos felices, deseos o sueños que los haga sentir alegres. ¿Ya escucharon nuestra canción ‘La Playa’? ¡Puede ser un gran ejemplo que les ayude a recrear unas divertidas vacaciones!

Concéntrense en cosas sencillas y pueden incluso elegir algunas de las cosas que recuerden, para incluirlas como parte de sus rutinas; elijan cosas que sean razonables. Tal vez no puedan jugar en la playa pero pueden evocar la felicidad de jugar con las olas del mar y divertirse haciendo esos sonidos juntos.

Trabajen en el compromiso de vivir, recrear o imaginar emociones placenteras cada día. ¡Es un gran ejercicio emocional que nutre la relación entre padres e hijos!

Psic. Adriana Mendoza

This page is
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019