Jejé Kids

Acompaña a tu hijo en la gran aventura de dejar el pañal

Te damos consejos para ayudarlo y hacer más armonioso este proceso

Si tu hijo ya cumplió o está por cumplir los 2 años y medio, y ya has identificado en su comportamiento algunas señales de que quiere dejar el pañal*, es hora de poner manos a la obra y acompañarlo en esta importante aventura.

Debemos recordar que el control de esfínteres* depende del desarrollo de cada niño y esto no es algo que vaya a aprender con que solo le digas frases como “es hora de dejar de usar pañal”, “avísame cuando tengas ganas”, “espera a que lleguemos al baño”.

En Jejé Kids queremos darte algunas recomendaciones para que ese proceso no solo sea más llevadero, sino también armónico, sano y hasta divertido.

Para ello es realmente importante que te cerciores de que ha llegado su momento y evites apresurar las cosas. Recuerda que a los 2 años y medio puede comenzar pero muchos niños lo lograrán totalmente hasta los 5 y está dentro de lo normal. Si ya te aseguraste de que tu hijo está listo para empezar el proceso de dejar el pañal, te sugerimos poner en práctica estos consejos:

  • Busca el momento idóneo. Dado que este es un proceso que requiere tiempo y mucha de tu atención, trata de que no coincida con algún otro evento importante como un cambio de casa, el inicio de clases o la llegada de un nuevo bebé.
  • Explícale que dejará de usar el pañal. Tómate un momento para decirle que ha llegado la hora de aprender a ir al baño y que tú lo acompañarás en esto. Para ello es muy importante que te avise cuando sienta ganas. Si aún no has escuchado con él nuestra canción “Pipí popó”, este es un muy buen momento para hacerlo y apoyarte en ella para motivarlo. ¡Estamos seguros que les ayudará!
  • Invítalo al baño y explícale todo el proceso. Aunque te parezca obvio, empieza por decirle el nombre de los objetos que usará, dile dónde debe sentarse, recuérdale dónde se encuentra el papel, explícale que debe lavarse las manos antes y después. Entre más detalles le des, no solo tendrá más claro qué hacer cuando vaya solo, sino que lo harás sentir más seguro y confiado en que podrá lograrlo.
  • Apóyate de accesorios y facilítale las cosas. Hay objetos que pueden hacer todo más sencillo para tu hijo, por ejemplo un reductor para la taza puede hacer que se siente con más confianza. Un pequeño escalón evitará que sus pies queden colgando de la taza y si además le pones ropa cómoda que se pueda quitar fácilmente a la hora de la hora, reducirás en gran medida la ansiedad que pueda sentir previamente.
  • Recuérdale ir al baño, sin abrumarlo. Durante este proceso, está bien que le preguntes si tiene ganas de ir al baño antes de ir a dormir, por ejemplo, o antes de salir a la calle, para evitar pasar por momentos especialmente complicados. Trata de evitar preguntarle cada cinco minutos, pues solo se agobiará y tendrá más ansiedad.
  • Toma precauciones al salir de casa. Así como antes acostumbrabas cargar con pañales, toallas húmedas, etcétera, en esta etapa lo mejor es salir con todo aquello que pueda servirte en caso de un accidente: un cambio de ropa por si se ensucia la que trae puesta, papel, una bolsa de plástico, etc. Lo importante es anticipar posibles momentos críticos y estar preparado para atenuar las consecuencias.
  • Cuida tus reacciones en caso de accidentes. Si no pudo controlar sus esfínteres*, no te enojes con él, no lo regañes ni actúes de forma que lo hagas perder la confianza para volver a intentarlo. Tampoco respondas de forma desmedida cuando lo logre.
  • Reconoce su esfuerzo pero no le des premios. Muéstrate alegre por su logro, incluso puedes felicitarlo, pero evita hacer una fiesta y darle premios por ello. Él es el principal beneficiario de esta conquista y es importante que no pierda esto de vista: su esfuerzo no es para recibir un premio ni para alegrar a sus papás, solo es lo que le corresponde como parte de su crecimiento. A final de cuentas, nada será más importante para él que haber logrado superar una etapa.

Por último, no olvides que para ayudarle a tu hijo a cumplir con esta misión debes tener mucha paciencia, ser comprensiva y amorosa. Sobre todo, no pierdas la confianza en que logrará dar este paso fundamental en su desarrollo. ¡Ánimo! Verás que todo saldrá bien.

Xóchitl González, especialista Jejé Kids en
colaboración con Maribel Solano

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019