Jejé Kids

A poner atención a lo que ocurre en la escuela

Qué hacer para ayudarlo en un entorno nuevo lleno de retos

Para un niño, la escuela es como un segundo hogar, por lo que te recomiendo estar siempre muy atento a lo que ocurra con tu hijo en este ambiente: ¿Se ve contento? ¿Se relaciona bien con sus compañeros? ¿Cómo es su desempeño académico? ¿Presenta problemas de conducta?

En consulta es frecuente encontrarse con papás que creen conocer muy bien a su pequeño por lo que ven de él en casa, sin siquiera imaginar que en la escuela pueda tener un comportamiento muy distinto al que están acostumbrados a ver. ¿Por qué un niño que tiende a ser muy alegre en casa, por ejemplo, puede mostrarse constantemente triste o desganado en la escuela? ¿Por qué si suele portarse bien estando frente a sus padres, las maestras aseguran que agrede a sus compañeros? Este tipo de situaciones son más comu­nes de lo que se podría pensar, y casi siempre se deben a que el niño está encontrando dificultades en ese entorno en particular.

¿Qué hacer ante ello?

Ayudarlo a desarrollar sus habilidades sociales, lo que le permitirá tener buenas relaciones con sus compañeros. Por tal razón, me gustaría darte las siguientes recomendaciones:

  1. Muéstrale con el ejemplo cómo relacionarse positivamente con los demás. Recuerda que todo el tiempo te está observando y eres su principal modelo a seguir en cuanto a cómo comunicarse, cómo resolver cualquier situación y cómo relacionarse. 
  2. Aprovecha cuando vean películas para comentar sobre cómo resolvió determinada situación el protagonista. Llévalo a reflexionar qué hubiera pasado si el personaje hubiera resuelto las cosas de otra manera y a observar cada situación desde una perspectiva diferente. 
  3. En casa, pongan en práctica una buena comunicación. Ejemplo: “Explícale a tu papá por qué no quieres continuar en clase de futbol”. Si quieres que tu hijo logre exponer sus ideas, pensamientos y emociones con asertividad, necesita un ambiente de confianza en el que pueda comunicar lo que sienta. ¡Genera un clima armónico en el que se valga expresarse!

La situación que narra la canción El recreo, de Jejé Kids, es un buen ejemplo de cómo un niño con una buena base emocional puede responder asertivamente a un problema y resolverlo pacíficamente. La canción y el video pueden ser de mucha ayuda para ayudarle a tu pequeño a desarrollar su autoestima, fortalecer la seguridad en sí mismo y fomentar en él este tipo de comportamientos.

Gracias por leer. Te invito a seguir explorando este espacio en el que encontrarás mucho material de ayuda para la paternidad. ¡Hasta la próxima!

Xóchitl González, especialista Jejé Kids

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019