Jejé Kids

El vínculo emocional entre tus hijos y sus mascotas

Cómo influye una mascota en las emociones de tus niños

La compañía de un animal en casa, generalmente mejora la calidad de vida de los seres humanos; fortalece el equilibrio físico y mental, nos impulsa a realizar actividades recreativas, disminuye nuestro estrés y los índices de depresión. Pero en los niños juegan un papel aún más significativo porque fomentan su desarrollo emocional, social e incluso cognitivo. Los lleva a asumir responsabilidades y a aprender valores como el respeto por los demás, aumenta su autoestima y mejora su integración en la familia.


Además, gracias a la convivencia con ellos, es posible desarrollar la capacidad en los niños de cuidar de alguien y fomentar el sentimiento de competencia sana, seguridad, protección y compañía; todo esto, muy importante en la infancia para lograr un adecuado equilibrio emocional.

Su compañía tiene además un efecto beneficioso sobre las familias, pues pasan más tiempo interactuando entre ellos y desarrollando nuevos espacios de comunicación, ya que los padres necesitan enseñar a sus hijos cómo deben comportarse con sus mascotas para que puedan tener una relación segura y placentera. A ello se suman actividades divertidas, conversaciones amistosas y ejercicio cotidiano, además de la relajación y el alivio de las presiones que provee su compañía.

En este sentido sus beneficios pueden ser desde un catalizador de emociones hasta una forma natural y profunda de potenciar la interacción familiar o incluso mitigar la soledad. Aspecto muy importante si consideramos que la sociedad moderna cada vez más se enfrente a la soledad como parte de su experiencia de vida.

Incluso, en cuestión de salud en general, se ha demostrado que los pequeñitos que tienen la oportunidad de convivir con mascotas durante su primera infancia tienen menos probabilidad de desarrollar enfermedades del sistema inmunológico, en comparación con los que no tenían ninguna de las dos mascotas en el hogar. La razón es que los niños que tienen animales domésticos como perros y gatos desarrollan un sistema inmunológico más fuerte. Esto también contribuye a que pierdan menos días de clase por enfermedad.

Para potencializar esto, te recomendamos:
  • Potencia la sensibilidad de tus hijos. A las mascotas hay que darles cariño, nuestro tiempo (tenemos que sacarlo a pasear, hay que jugar con él y enseñarle buenos hábitos), y un espacio exclusivo para ellas en nuestra casa. Brindárselos hará que sean niños más sensibles hacia las necesidades de otros.
  • Respeten las normas. Ustedes, como padres, tendrán que poner normas y límites en el comportamiento del hijo con la mascota, para que el niño sepa qué puede hacer y qué no. Por ejemplo, prohibirle que duerma en la cama con el niño. Y pedir apoyo a tus hijos para hacer cumplir las reglas que la mascota debe seguir en casa.

En Jejé Kids estamos convencidos de que las experiencias de vida que produce la convivencia con un animalito, son maravillosas e invaluables ¡y pueden ser muy divertidas! Así que creamos una canción que habla especialmente de este tema, llamada “Mi amigo Roco” ¡escúchenla cuando salgan a pasear!

Psic. Adriana Mendoza

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019