Jejé Kids

Música y emoción. Mucho más que diversión

Aprendiendo la forma en que la música ayuda a los niños

La música es un medio que nos transmite emociones, sentimientos, nos evoca a experiencias pasadas o nos lleva a imaginar otras que nos gustaría cumplir. Es un instrumento que nos trasmite pero que también nos permite expresarnos.

La iniciación de la música en los primeros años ayuda a los niños a expresarse y a comunicarse justo en los momentos en que ellos comienzan a olvidar el juego en solitario para pasar a un juego compartido, para lo cual estas habilidades juegan un papel fundamental a la hora de socializarnos con otro igual. Por otro lado, la música favorece el desarrollo de la creatividad y originalidad, ya que les ofrece una multitud de maneras de expresarse, transmitir sus ideas y pensamientos sin limitar esas capacidades, sino potencializándolas.

¿Cómo ocurre esto?

¡La ciencia nos ha traído muchas respuestas que te compartimos para entender mejor lo que ocurre con los niños!

Las emociones que posibilitan estos vínculos sociales y la música comparten la misma región del cerebro, una zona llamada córtex prefrontal ubicada alrededor de la parte de nuestra frente; por lo que la música es capaz de provocar todo tipo de sentimientos debido a esta ubicación.

Al escuchar alguna música agradable, se pueden activar sustancias químicas en el Sistema Nervioso Central, estimulándose la producción de neurotransmisores como la dopamina, las endorfinas y la oxitocina, experimentándose un estado que favorece la alegría y el optimismo.

Las personas al mover su cuerpo se dejan llevar por las ondas musicales, produciendo en ellas una conexión entre su mundo interior y su entorno, permitiéndole al cuerpo y la mente estar en constante interacción logrando la liberación de sentimientos a través del movimiento, lo que permite experimentar goce físico y emocional.

Además, al escuchar música se activan las áreas del cerebro que se encargan de la imitación y de la empatía y que son las zonas donde están las neuronas espejo que actúan reflejando las acciones e intenciones de los otros como si fueran propias. De esta forma se puede sentir el dolor de los otros, su alegría, su tristeza, por esto la música es capaz de alterar nuestras emociones y crear lazos sociales; porque nos permite compartir sentimientos.

¿Cómo aprovecharlo?

Aprovecha cada momento para acompañar con música las diferentes situaciones que viven en casa. Ofrece continuas experiencias musicales, empleando diferentes géneros musicales, con el fin de ampliar y mostrar a tus niños diversos estilos. En Jejé Kids podrás encontrar canciones apropiadas para distintas situaciones y que también abarcan diferentes géneros, podrías comenzar por conocer el Universo Mágico y empezar a explorar este mundo de emociones musicales. Mientras más rico sea el entorno sonoro en el cual se encuentren, más amplias serán las habilidades que desarrollen e incluso construirán una idea más amplia del mundo en que se desenvuelven.

Psic. Adriana Mendoza

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019