Jejé Kids

Cómo vive la música un niño

La música se aprovecha de diferente manera en cada etapa de su infancia

La música es una gran fuente de estimulación y generación de experiencias sensoriales en todos los momentos de nuestra vida; para los niños es, además una gran fuente de aprendizaje en todas las áreas de su desarrollo; les aporta una visión de la realidad y les permite conocerla.

Es importante integrarla como medio de aprendizaje, disfrute y expresión sin olvidar combinarla con experiencias lúdicas ya que el juego es otra de las grandes fuentes de vivencias significativas para todo niño ¡aprenden jugando y musicalizando!

Pero, en cada una de sus etapas hay distintas cosas que podemos aprovechar con mayor eficacia.

En sus primeros tres años:

Asimilan los primeros elementos que conforma la música; el sonido, el silencio, las pausas, las armonías, intensidad; vivencian el contraste entre los sonidos largos y cortos; coordinan sus movimientos de manera intencional y con atención; empiezan a comprender la relación espaciotemporal. A nivel social, les permite relacionarse con su entorno y es un vínculo para integrarse a los grupos, por lo que se convierte en herramienta de socialización. Comienzan a expresar sus sentimientos y primeras emociones; recrean escenas, historias y representan personajes.

¡Es una etapa totalmente sensorial y lúdica! Así que es la etapa perfecta para que sencillamente combinen sonidos, bailen y disfruten la música juntos.

A los tres años:

Son capaces de tener mayor movimiento y dominio sobre su cuerpo; logran seguir los ritmos más complejos e incluso reproducir pequeñas canciones sencillas.

Así que ahora ya puedes pedirle que imite sonidos, crea pequeñas coreografías sencillas y que él las imite de ti.

A los cuatro años:

Tienen un mayor control tanto vocal y motriz. Ya son conscientes de cómo usar su cuerpo para transmitir sentimientos y emociones porque, además, comienzan a entender el sentido de las letras que cantan. También son capaces de inventar nuevas canciones.

Puedes invitarlos a que inventen su canción personal, o que creen sus propias coreografías y canciones de momentos especiales.

A los cinco años:

Ya comienzan a dominar la habilidad de sincronizar sus movimientos con el ritmo de la música; así como de mezclar ritmos conocidos con otros nuevos y la habilidad de hacer sus propias creaciones se enriquece de manera más creativa.

Anímalo a crear sus canciones junto con nuevos pasos de baile.

En estas etapas la identificación con personas o personajes significativos puede ayudar de manera muy importante, así que creamos el ‘Universo Mágico de Jejé Kids’ pensando en que los niños puedan tener elementos de juego, musicales y además verse reflejados en el mundo, los espacios y los personajes de cada una de sus etapas. ¡Te invitamos a que explores todo nuestro contenido!

Psic. Adriana Mendoza

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019