Jejé Kids
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Los maravillosos “terribles” 2 años

Eliminemos etiquetas y empecemos a entender a los niños de esta edad

Es común escuchar sobre los famosos “terribles 2 años”. Tanto se habla sobre las dificultades de conducta que pueden presentar los niños a esta edad, que a los papás suele darles miedo. No saben bien con qué se van a enfrentar y menos si serán capaces de sobrellevar la situación.

En Jejé Kids queremos eliminar la etiqueta “terribles”, porque creemos que son maravillosos. Es a los 2 años cuando tu hijo pasa de ser un bebé a un niño, lo que implica que, con tu ayuda, irá construyendo su personalidad como alguien único y auténtico.

Tu hijo no te desafía ni se porta mal, simplemente se comporta como un ser que descubre que puede ser autónomo y puede tener sus propias ideas. Un berrinche es solo consecuencia de no saber qué hacer con eso que siente.

Esta edad marca el nacimiento de su “yo”, se da cuenta de que puede elegir, expresar sus decisiones y preferencias. Ahora sabe que puede o no hacer caso, a lo que dicen mamá y papá.

Por ejemplo, si quiere comer solo, es porque está siendo independiente. Parecerá algo torpe, pero lo hace como él puede, con las capacidades que tiene.

Pregúntate:

¿me crea un conflicto que quiera hacer las cosas él solo?, ¿es un problema que tire la comida, se ensucie y deje todo hecho un desastre?

Como hasta hace poco era un bebé y tú resolvías todo sin su ayuda, de pronto surge en ti el miedo a que se lastime, el rechazo a que se ensucie, o simplemente estás muy cansada para tener que limpiar.

Si eres de las mamás que está en esa etapa en la que tu hijo quiere hacer todo solo, puedes empezar por decirle que las cosas en equipo siempre funcionan mejor, sugiérele: “¿y si lo hacemos juntos?” o “si necesitas ayuda, aquí estoy”.

Evita frases como “tú no puedes, lo vas a tirar” o “deja que yo lo haga”, ya que sembrarás ese sentimiento de inseguridad de no poder hacer las cosas y frenarás su independencia.

En Jejé Kids creemos que hay que saber que esta etapa es un proceso de búsqueda de autoconocimiento.

A veces pensamos que si dejamos que los hijos hagan lo que quieran, después no los podremos controlar.  

No se trata de ser permisivos, también hay que poner límites y trabajar en su autorregulación*.

¿Y cómo hacerlo? Te invitamos a explorar nuestro contenido donde encontrarás herramientas para lograrlo.

Esta etapa es única y no volverá, así que ¡ánimo, paciencia y mucho amor!

Xóchitl González, especialista Jejé Kids,
en colaboración con Claudia Arlen Moreno y Maribel Solano

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Hay que hablarles sobre las diferentes que existen
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019