Jejé Kids
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

No te escondas al irte…dale la seguridad de que volverás

¿Por qué es tan difícil para mi pequeño separarse de mí?

Si tu hijo tiene entre 2 y 3 años, seguramente más de una vez has sentido que se te rompe el corazón cuando empieza a llorar porque tienes que separarte de él,

Incluso quizá hayas optado por aprovechar un momento de distracción para escabullirte sin que se dé cuenta y evitarte la pena de ver cómo sufre ante tu partida.

Te entendemos, pero lo mejor es no volverlo a hacer. Aunque sea doloroso para ambos, siempre será mejor despedirte de tu hijo que irte a escondidas.

Velo así: tarde o temprano, se dará cuenta de que te fuiste, así que, además de sentir tristeza por no verte, sentirá desconfianza y su ansiedad por separación aumentará mucho más, pues registrará que sus padres pueden desaparecer en cualquier momento, sin previo aviso.

¿Por qué a los niños de esta edad les resulta tan difícil separarse de sus padres, aunque solo sea por unos momentos?
  • Porque han desarrollado ya las capacidades cognitivas que les permiten diferenciar una situación distinta a lo habitual. Para un niño de esta edad, separarse de sus padres es algo desconocido y, por tal razón, representa una amenaza.
  • Aunque empiezan a buscar su autonomía, siguen necesitando el acompañamiento de sus padres y la seguridad que esto les brinda.

Por eso, cuando están jugando sin mamá o papá a la vista, es común que interrumpan momentáneamente sus actividades para ir a buscarlos, tocarlos y tal vez darles un abrazo. Una vez que se aseguran de que están ahí, pueden regresar a lo que estaban haciendo.

¿Qué hacer cuando tienes que dejarlo?

Siempre despídete con tranquilidad, transmite calma con tu voz. No te despidas preocupada ni insegura. Firme y con la seguridad de que vas a volver.

Usa referencias que sean sencillas de entender y que ellos ubiquen como parte de su rutina diaria, como: “Volveré después de la hora de comer”.

La separación puede ser una situación complicada para algunos niños. Al principio habrá llanto, pataleos y gritos. Sin embargo, un niño empezará a entender que es temporal. Te extrañará, sí, pero en su interior sabrá que siempre regresarás para abrazarlo y cuidar de él.

Xóchitl González, especialista Jejé Kids
en colaboración con Claudia Arlen Moreno y Maribel Solano

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Hay que hablarles sobre las diferentes que existen
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019