Jejé Kids
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¿Emociones sin control? ¡aprendamos sobre autorregulación!

¿Qué es la autorregulación emocional y por dónde empezar?

La autorregulación es la capacidad de experimentar y expresar nuestras emociones de la mejor manera, y así poder controlar su intensidad, frecuencia y duración. Este proceso involucra aspectos del desarrollo social, cognitivo y emocional.

En los primeros años es muy común que los niños pasen de la alegría a la frustración, o del enojo a la tristeza. Esto explica sus “explosiones” de conducta, pues no saben qué hacer con sus emociones.

Por eso en un niño de 2 años, la autorregulación es un proceso que se lleva a cabo con pasos más lentos.

Debes ser consciente de que habrá situaciones en que, junto con tu hijo, tengan que repetir la enseñanza y volverlo a intentar una y otra vez. Aunque pienses que a veces no avanzan, siempre habrá una lección de por medio. Es importante que atendamos la autorregulación a partir de esta edad, que es cuando los niños empiezan a conocer más sobre sus sentimientos.

¡Un buen ejemplo para este proceso son los berrinches!

Aunque parezca sorprendente, son conductas que nos pueden ayudar a aprender mucho de sus emociones, a saber sobre lo que genera la molestia y poder acercarte a tu hijo, antes, durante y después de que ocurren.

Los berrinches son algo natural y necesario. Con el tiempo irán disminuyendo gracias a la autorregulación.

Para que tu hijo de 2 años pueda autorregularse, requiere de tu ayuda. ¿Cómo empezar?

  1. Comprende su nueva etapa de vida. Empieza por hacerte consciente de que tu hijo ha dejado de ser un bebé para ser un niño.
  2. Abre un nuevo canal de comunicación. Comienza a hablarle de forma diferente, con un lenguaje claro, cálido, empático y sereno. Procura siempre agacharte y verlo a los ojos.
  3. Prepáralo para ese momento difícil. Si ya identificaste qué es aquello que más le genera ese berrinche, recuerda hacer acuerdos previos, por ejemplo, si hace berrinche porque no quiere dormir, recuérdale: “siempre que se apagan las luces, es hora de ir a dormir”.
  4. Planea límites. Crea tu lista de límites y sobre la marcha podrás ir agregando más, conforme vaya transitando por esta edad.

La forma en que un niño se autorregule y maneje sus emociones dependerá del ejemplo de sus padres. Si ve, por ejemplo, que tu ira se dispara a la menor provocación, eso aprenderá.

Queremos darte herramientas que te ayuden en esta etapa. ¡Explora nuestro contenido!

Xóchitl González, especialista Jejé Kids y
colaboradora Maribel Solano Reyes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Hay que hablarles sobre las diferentes que existen
ÚLTIMOS POSTS




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019




Al inscribirte recibirás información
para que juntos alcancemos el
Desarrollo Emocionalmente Sano

Política de PrivacidadJejé Kids 2019